miércoles, 16 de mayo de 2007

Vida y milagros de San Bartolomé

He aquí una de las escenas recuperadas durante las obras de restauración. Según la Biblia, Bartolomé (Nathaniel) fue uno de los doce apóstoles. Tras la Ascensión se dedicó a predicar el Evangelio en Siria y Asia Menor llegando hasta Frigia (Turquía). Allí, en la ciudad de Hierópolis, el santo patrón mató una serpiente gigante que era venerada como una deidad además de obrar otros milagros más (devolvió la vista a un ciego, curó a leprosos...) El gobernador de la ciudad ordenó el arresto de Bartolomé y los apóstoles Juan y Felipe y la hermana de éste, Mariamne, (quienes también estaban predicando con él) bajo la acusación de que estaban pervirtiendo la religión y costumbres locales. Como creían que las ropas de los apóstoles eran mágicas les ordenaron quitárselas pero en ese momento Mariamne se envolvió en llamas y decidieron condenarlos a todos a muerte. A Felipe lo crucificaron bocabajo pero en ese momento hubo un terremoto y la tierra se abrió tragándose a los sacerdotes y gobernadores de Hierápolis. Bartolomé y Mariamne fueron bajados de sus respectivas cruces y rescatados pero Felipe murió. Tras el incidente el ciego que había sido curado por Bartolomé (Stachys) fue nombrado obispo de Hierópolis. Bartolomé y Mariamne continuaron predicando el Evangelio aunque ella murió poco después en Lykaonia. Bartolomé continuó su camino hasta llegar a la India donde tradujo el Evangelio de Mateo y más tarde recaló en el reino de Armenia (el primer estado en declarar el cristianismo como su religión oficial) donde también realizó varios milagros. El Rey Polymios, al enterarse de los poderes de Bartolomé, lo mandó llamar y le pidió que librara a su hija la princesa de los demonios que le aflijían. La casa real de Armenia empezó a colaborar con Bartolomé en su tarea evangelizadora y la influencia del cristianismo comenzó a crecer. El hermano del rey, Astiagus, decidió acabar con Bartolomé y esta nueva religión así que lo detuvo en la ciudad de Alban (Baku) y lo mandó crucificar bocabajo. Incluso crucificado, Bartolomé insistía en predicar el Evangelio por lo que Astiagus ordenó que lo despellejaran y le cortaran la cabeza. Sus seguidores enterraron sus restos en un ataúd de plomo que permaneció oculto hasta que fue hallado en el año 508 aunque ésa es ya otra historia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me gusto la historia pero san Bartolome era Bueno o Malo?

Anónimo dijo...

Hay cipote, si el predicar el amor de Cristo Jesús es malo para tí entonces que será lo bueno?.

Anónimo dijo...

me encanta esta historia.me parece increible la vida de este santo martir y lo mucho q sufrio por predicar la buena nueva de nuestro señor admiro la gente asi y por ultimo decir: VIVA CRISTO REY!!

Anónimo dijo...

mmmmmmm ....... bueno io no creo en santos ..... pz ..... io no kreo k san bartolome aia exo milagros xk .... staba ieno d pecados ...